Encierro rápido y ‘chorreado’ de Ignacio López Chaves en Aldeadávila

application poste mobile La lluvia respetó el segundo encierro de las fiestas de Aldeadávila de La ribera, cuatro novillos de Ignacio López Chaves, bien presentados y que entraron en la plaza en una carrera rápida y sin incidentes, con la salvedad de que en el último tramo la camada se descompuso formando un chorreo de reses a lo largo de la calle Joaquín González, lo que restó vistosidad al festejo.

http://c-comme-cora.fr/the-biggest-myth-about-extra-large-dog-houses-exposed/ Si el encierro de Valdeflores del día anterior fue rápido, este último lo fue aún más. La manada de seis mansos y cuatro novillos salía del Rocoso a las nueve en punto de la mañana y siete minutos después salía de la calle Mimbreros para iniciar los últimos 300 metros del recorrido.

http://thenovello.com/alfondie/elkos/5319 Ya en la plaza, se mantuvo por unos minutos a la manada para que el público pudiera observar los novillos que serán lidiados en la tarde por los novilleros José Manuel Serrano y Pablo Jaramillo, este último  de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca.

Learn More Instantes después, mansos y erales entraban en toriles sin problemas para dar paso a la suelta de una vaquilla. Pero antes del encierro, la charanga La Escala 2.0volvía a animar el pasacalles desde San Marcos al coso ribereño, acompañados por decenas de peñistas que no acusaron la suspensión de la verbena la noche antes, por la lluvia.

https://mummiesclub.co.uk/bilbord/2945 Así las cosas, la jornada festiva del lunes continúa con la novillada en la tarde y una verbena en la noche, si el tiempo lo permite, con la orquesta La Huella.   

namenda xr generic cost  

Leer noticia completa

@2020  Aldeadávila de la Ribera