Supersónico y accidentado encierro de Ignacio López Chaves en Aldeadávila

Supersónico y accidentado encierro de Ignacio López Chaves en Aldeadávila, carrera que sorprendía a propios y extraños en tanto que a las nueve de la mañana no se escuchó el cohete a la salida del prado del Rocoso y 11 minutos más tarde sonaban las campanas y un cohete advirtiendo de la entrada en San Marcos.

Los novillos de Ignacio López Chaves no dieron tregua a los caballistas, tanto que incluso un caballo fue alcanzado por un novillo en la carrera hiriéndole con un pinchazo en una de sus patas traseras, ligeramente por encima del casco, aunque la herida no reviste gravedad para el equino

Tampoco se corrieron los cuatro novillos como estaba previsto, fueron tres dado que a uno de los astados se le observó un problema en un ojo y no corrió el encierro, por lo que deberá ser sustituido para la lidia de la tarde.

Como curiosidad de este encierro hay que señalar que el color de capa de los astados hizo que la mayoría del público apostado en las calles se percibiera de su presencia en la manada, dos de ellos burracos y un jabonero que se confundían con los mansos, ni siquiera se diferenciaban de los cabestros los dos que encabezaban la manada en la calle Mimbreros.

Tras pisar el albero ribereño la manada entraba sin dilación en toriles, lo que dejó al público con ganas de toros, aunque después podrían disfrutar de la suelta de una vaquilla.

Para esta tarde está prevista la lidia del encierro por los novilleros Saúl Sanz, de la Escuela Tauromaquia de Salamanca, y Nek Romero, triunfador Bolsín Taurino Peñaranda. Al finalizar, se soltará una vaquilla.

Ya por la noche tendrá lugar una verbena con la orquesta Stradivarius.

Para mañana domingo, último encierro y día de las fiestas, se correrán cuatro novillos de Valdeflores, que serán lidiados en la tarde por los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca Francisco Benito y Pedro Andrés. Al finalizar, se soltará una vaquilla.

Ya en la noche tendrá lugar el entierro de la sardina y la actuación de los humoristas Alberto Cabrillas y Juan Sinde.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.